miércoles, 25 de noviembre de 2009

Amiga mia...


... por qué te castigas tanto?
... por qué sigues con la misma historia a estas alturas del cuento?
... no te has dado cuenta ya de qué no puede ser?
... que más necesitas? cuantas más lágrimas tienes que derrochar?
... cuanto más has de sufrir para ver la realidad?

Creo que conoces esa realida, sólo que te pones una vendita en los ojos para no verla, no quieres saber de ella y eso te hace daño, pues seguir así viendo que no dá para más la historia...
Él no te quiere, o no al menos del modo en que quisieras que lo hiciera; aunque a veces parezca demostrar lo contrario, pero es así, no te quiere, no eres lo que busca, es duro lo sé... pero es mejor estar en lo que hay y no seguir martirizandote y esperando una señal, un motivo, una razón que nunca llegará... sabes bien lo que digo y por qué te lo digo.

Esta noche quiero que sean tus últimas lágrimas para con esta historia, y quiero que poco a poco le vayas restando importancia y te vayas olvidando de lo que no puede ser, si de verdad te quisiera como quieres que sea, ya vendrá, él sabe tus sentimientos y ya bastante has hecho... no sufras más, hazlo por mi aunque sea...

Amiga, se te fué de las manos totalmente la historia... Nunca diré quien eres, ni diré que pasó, tan sólo te diré, te pediré por favor, que lo dejes ya...

3 comentarios:

Yo dijo...

Estos post, me suenan, son de aquellos que dicen a otros lo que no sómos capaz de decirnos a nosotros mismos, o a veces son un auto mensaje. Pero yo digo lo mismo, no quiero verte más derramando lágrimas por algo que no vale la pena. (AYYYYYYYYYY mira quien vino a hablar, jaja.)

Un besito Lunita

Twinsen dijo...

Las verdades que más duelen suelen ser las más difíciles de asumir. ¡No te obsesiones! Acabará yéndose de tu cabeza...a menos que estés tan pendiente de cuándo se irá de tu cabeza.

¡Un abrazo!

Anónimo dijo...

q razon q llevas... bess te xeroo!!